Con un documento en el que se alienta a la participación y se referencia la cuestión económica como neural, el Peronismo Federal cerró esta tarde en Gualeguaychú un nuevo encuentro que le da forma a su confirmación como corriente de cara a la próxima elección presidencial.

Esta tarde, en el Hotel Aguay, casi un centenar de dirigente encabezados por Miguel Angel Pichetto, Guillermo Guastavino y Diego Bossio, dieron otro paso hacia el armado del espacio, que tendrá al massismo como aliado y al kirchnerismo y a la izquierda en la vereda de enfrente, según lo expresado por el propio Pichetto en su encuentro con la prensa.
El documento
Encuentro para una mejor Argentina

Hoy damos un paso importante en la construcción de una propuesta política, una nueva oposición de cara al 2019.

Representamos a una fuerza constructiva y democrática, del centro nacional, que pueda convocar a otros sectores políticos. Con el objetivo de consolidar un capitalismo moderno que asegure el crecimiento sostenido con equidad regional y social y que vuelva a despertar esperanza en los ciudadanos. En definitiva: potenciar un verdadero federalismo en nuestro país.

No queremos una política económica autoritaria porque ya fracasó, pero tampoco un modelo que deje que el mercado defina todas las acciones del Gobierno. Creemos en la necesidad de construir un Estado presente que resuelva los problemas de los ciudadanos.

Impulsamos una propuesta política, económica y social racional, sostenible e inclusiva, que defienda la capacidad de compra de los trabajadores y que proteja el desarrollo de la clase media y los jubilados.

Tenemos un firme compromiso en la lucha contra la pobreza. Estamos convencidos que a la pobreza se le gana con educación y trabajo. La asistencia social tiene que ser un puente transitorio para la generación de empleo genuino.

La falta de competitividad de la industria y las dificultades de las economías regionales son un problema grave. Las PyMEs no pueden quedar afuera del diagnóstico. La Argentina las necesita robustas para ser una opción de intercambio comercial importante para el mundo y esto requiere sostener el proceso de inserción internacional, pero de manera inteligente, cuidando el empleo argentino y la producción local.

Esto tiene una base política:

No nos convence el planteo de “unidad” como un simple amontonamiento de dirigentes sin un proyecto común. No vamos a justificar el pasado. Privilegiamos nuestra identidad y la construcción de una propuesta moderna y democrática.

Nos hacemos cargo de nuestras responsabilidades para que nuevos liderazgos construyan el futuro de progreso que reclama nuestro pueblo.
Buscamos construir instituciones fuertes que hagan posible la unión nacional y la integración federal.

En las democracias modernas, los cambios presidenciales no implican un inicio desde cero del país, por el contrario se mantienen las políticas fundamentales que le dan una identidad a una Nación. En este marco es imperativo consolidar definitivamente el proceso democrático de la Argentina, como la mejor carta de presentación en el mundo.

Los que hoy nos damos cita en Gualeguaychú demostramos responsabilidad institucional y política, garantizando la gobernabilidad. Escuchamos las propuestas del Gobierno Nacional en 2016. Las debatimos y planteamos las correcciones necesarias. En esta nueva etapa, nuestro objetivo es la construcción de una fuerza política que constituya una alternativa real y racional al actual modelo. Y el Peronismo nuevamente va a estar a la altura del desafío.

Este es el espacio que representamos y que buscamos reconstruir.
Gualeguaychú

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]