Pese a la impresionante concurrencia de público del domingo a la noche, y la presentación de Soledad Pastorutti como gran cierre de la segunda jornada, no todo es alegría en torno a la Fiesta del Pescado y el Vino. Con el correr de las horas, diferentes músicos locales -que suelen acompañar las iniciativas propuestas desde la Municipalidad de Gualeguaychú- salieron a manifestar, en algunos casos su preocupación y en otros casos su repudio, ante los criterios organizativos del evento.

Bajo el título "Pescado podrido", Paulina Lemes -integrante de la reconocida banda local La Sincopada" y docente de nuestra ciudad- contó en primera persona el destrato recibido por parte de quienes organizaron el evento: "Me llaman y nos invitan a tocar en la fiesta del Pescado y el Vino Entrerriano. Pasamos un presupuesto para nada descabellado ( seremos 12 personas en el escenario) . Vuelven a llamar y pelean el precio. Ofrecen vergonzosamente la mitad, aduciendo que para ellos es lo mismo que estemos o no y que porqué pretendemos cobrar si a Cosquín vamos gratis", inició su descargo Paulina en la red social Facebook.

"Negociamos. Necesitamos combustible y el precio queda igual, sólo que una parte en gasoil. Ensayamos fuerte con 40 grados, responsables y convencidos como siempre. Tenemos un integrante nuevo: Martín le pone toda la onda porque Hernán está en Cuba. También ensayamos con Seba que sostiene a un Manuel nuevito en la batería con sus ilusionados 12 años. Será su primer gran escenario y recuerda cada corte y cada matiz. Se suma Cano con su trompeta. Pauli y Tahie agregan sus voces también. Pablo ayuda con las cornetas y hace los choripanes para amenizar el asunto. Papi (Miguel Lemes) dice que seguramente será su último gran escenario. Recitará en las murgas. Se acerca la fecha. La grilla inicial se incrementa notablemente. Seremos 12 números. Nadie en sus cabales consideraría meter desde las 21 a las 24 esa cantidad de artistas y comienza la debacle", continuó.

"Piden la planta de sonido y aseguran que todos probaremos entre las 15 y las 18 del sábado. Se imprimen credenciales para acceder al escenario y se toman las patentes del único vehículo que nos dejan ingresar cargando los instrumentos. A las 15 no hay nadie probando, ni a las 17. Nos llegan mensajes. Probamos después de Dami, pero nada ha sucedido aún. Nos llaman y nos proponen sorpresivamente cambiar el día de actuacion para el lunes. Es que los artistas que debían tocar el día que se suspendió TIENEN tocar hoy sábado", siguió.

"Prueba sólo el número principal -Agarrate Catalina- y arranca el evento. Tenemos que presentarnos dos horas antes de las 23 30 que es nuestra hora de tocar. Un día antes una banda cambia su lugar por el nuestro. Tocábamos, en teoría, más temprano", cerró la primera parte de su descargo Paulina.

Bajo el sutítulo "Pescado podrido 2" continuó: "Las primeras bandas tocan sin problemas aunque, el grupo electrógeno se corta de vez en cuando. La fiesta va una hora atrasada pero, es esperable. Interrumpen la grilla oficial y colocan, en horario central, a los artistas del viernes de la lluvia. Se extienden de la media hora estipulada para cada artista. La Catalina toca, como máximo, a las dos. Queda una hora y veinte y faltan seis números. Pregunto por qué nos hicieron venir a las 21 y me contestan que conmigo no discuten".
Y sigue narrando el derrotero de contratiempos: "La Catalina se va al Corsódromo. Nosotros estamos listos. Vuelven del Carnaval junto a Boa Samba. Estamos listos. Descansan. Estamos listos. Y se acaba el tiempo. Brisa toca tres canciones. Los chicos hijos del doc que están maquillados desde las 21 como nosotros, tocan otras tres. Cambia la grilla. Salteamos a Dami (Lemes). Nos toca. Subimos los instrumentos y nos ponemos a armar. Aparece gente responsable de áreas como Planeamiento y nos comunican que tocaremos DESPUÉS de la Catalina".

"Ya son las 2. La gente se esta yendo. Discusiones, justificaciones, sin sentido. Se arruina el peinado que tan amorosamente hiciera Ceci, llora Manu desarmando su plato nuevo. Tahie pregunta si vinimos al Pedo abrazando la corneta de River que le pinto Pablo. Pehue no da más de sueño. Hoy no tocamos, ni Boa, ni Dami y se abre un abismo. Nosotros nos quedamos con la sensación de ser unos pelotudos. Fin de la historia", cierra la misiva.
A las manifestaciones de Paulina, se sumaron otras expresiones como las del querido músico Mario Enrique Gebhardt, quien desde hace tiempo viene reclamando mayor lugar y apuesta para la música ciudadana en los ámbitos locales. Otros músicos -como Rodrigo Íperi y el ensamble del que forma parte- cuestionó no haber sido convocado la evento luego de acompañar diversas iniciativas locales.

Los reproches de artistas reconocidos, que apuestan a la construcción del patrimonio cultural de Gualeguaychú, que se suman a las convocatorias que a lo largo del año se realizan desde Cultura, fueron sin duda la cara triste y lamentable de una fiesta que se propone crecer año tras año. Cuestiones para revisar.

Por lo pronto esta noche, debido a la lluvia del viernes, tendrá lugar una tercera luna con el cierre del músico santiagueño Raly Barrionuevo.
Reclamo de los artistas locales Gualeguaychú

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]