El conjunto alemán, último campeón de la Copa del Mundo, no perdía en su debut mundialista desde 1982, en España, cuando cayó ante Argelia en el arranque del torneo.

El próximo partido del elenco mexicano será ante Corea del Sur, el sábado 23 de junio, desde las 12. Por otra parte, el equipo alemán tendrá que medirse con Suecia ese mismo día, pero desde las 15. En este grupo queda por comenzar el mundial para Suecia y Corea del Sur, que jugarán este lunes desde las 9 (todos hora argentina).

Fue perfecto. En la primera mitad, el análisis de Juan Osorio, entrenador de los mexicanos, demostró lo más cercano a la perfección sobre cómo jugarle a Alemania. Entendió que el equipo alemán ataca mucho por el centro y tiene laterales con intervenciones ofensivas intercaladas, por eso obligó al equipo germano a ir hacia el embudo y evitó chances claras de gol.

Más allá de alguna que otra intervención de Guillermo Ochoa -sobre todo una volada en un tiro libre que despejó del ángulo- el último campeón del mundo no contó con grandes chances de gol, mientras que el Tri si apostaba todo al contraataque.

Eso quedó claro en un par de oportunidades que Mats Hummels quedó mano a mano con sus rivales. Pese a que casi siempre resolvió bien, el desgaste de intervenir ante cada contraataque hizo que poco a poco el defensor del Bayern Munich perdiera velocidad y dependiera cada vez más de su precisión al barrerse.

Fue por eso que a los 35, en una salida rápida de los mexicanos, Hirving Lozano tomó el balón y encaró dentro del área, enganchó ante la llegada de Toni Kroos y definió contra el palo para hacer estéril el arrojo de Manuel Neuer. Fue el 1-0 y pudo ser más, aunque Javier Chicharito Hernández y compañía no estuvieron claros al momento de definir las jugadas de ataque.

En el complemento, el planteo mexicano ya no fue el mismo. Notoriamente cansados por el gran esfuerzo físico del primer tiempo, dejaron el balón en pies de los alemanes, que pese a no tener la claridad de otros tiempos si que generaron chances de gol.

Una chilena poco ortodoxa de Kimmich, y una volea que dio en el poste por parte de Julian Brandt fueron las más claras, en un tiempo en que no hubo mucha participación de Ochoa.

Con resistencia en los últimos centímetros, el equipo mexicano logró evitar la caída y pudo incluso poner el segundo en un par de contraataques que ya no pudo aprovechar por el cansancio de sus intérpretes.

México logró una victoria histórica, una victoria que lo dispone como líder temporario del Grupo F, siendo la principal sorpresa hasta ahora de lo que va en la Copa del Mundo Rusia 2018.
Rusia 2018

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]